Todo lo que te digan antes de «pero»… no sirve.

miedo
Estoy haciendo dieta, no soporto éstos kilos, pero podemos quedar para comer si te va bien.

Estudié bastante, pero el examen fue muy difícil.

¡Ya no fumo!, pero cuando salgo consumo algún cigarrillo.

Se lo expliqué todo muy bien, pero no entendió nada.

Quiere quedar conmigo, pero nunca me llama.

Estos ejemplos descritos aquí arriba, como puedan ser tantos otros,ilustran -creo- de manera gráfica, multitud de escenas cotidianas donde la compostura gana y pierde la coherencia.

Me explico.

Cuando nos dejamos llevar por las opiniones de los demás, o tenemos miedo a expresar nuestra propia opinión, acabamos haciendo lo que no deseamos.

Cuando tú no eres tú, y eres de los demás, por que eres una persona dependiente ( del qué dirán), cuando no manejamos la asertividad ( la capacidad de decir lo que pensamos de una forma cortés y amable), cuando el «qué dirán» nos dificulta mostrarnos tal como somos, cuando todo ésto ocurre, vienen los «peros».

Somos seres sociales, vivimos en sociedad,¡cuánto nos cuesta expresar nuestro propio YO!Tenemos miedo a nuestra propia libertad, a ejecutar nustras propias decisiones, a no ser como pensamos que tenemos que ser a ojos de los demás…¡agotador!
y con tanto esfuerzo mental pensando lo que los demás pensarán, acabamos comprometiendo nuestra propia identidad. Corremos el riesgo de no saber lo que queremos y menos como decirlo.

Así que conviene no olvidarnos de nosotros mismos, de nuestros deseos, de nuestras voluntades, y de nuestras propias decisiones.Sienten bien o mal.

Al final, eres lo único que tienes y con quien vas a vivir toda tu vida. ¡Cuidate!.
Te va la vida en ello.

P.Casalta Ferrer.Marzo 2015.

2 thoughts on “Todo lo que te digan antes de «pero»… no sirve.

  1. Hola!

    Pienso que el pero es una partícula que no se ajusta únicamente a negar lo previo, sino a veces lo posterior. Depende del.caso.

    Si digo: es muy guapo pero eso no es lo importante. La realidad en esta frase es que lo importante es que es guapo pero no quiero reconocerlo.

    El «pero« es una herramienta del lenguaje para confundir a los demás (darles lo que piden) y sentirnos satisfechos (creer que somos libres para decir lo que pensamos). Así nos satisfacemos todos.

    Un saludo. Laura.

  2. Interesante punto de vista el tuyo Laura. Me refería al hecho que usando la preposición «pero» intentamos (no tiene por qué ser siempre) crear una idea en el otro, para luego, a través del pero, modificarla o personalizarla en aras de nuestro interés final, reduciendo o minimizando la información que damos antes del «pero» a nuestro interés particular en destacar como dirían los gestálticos » la parte del todo».

    Gracias por leernos, Laura. Un saludo cordial.

Deja una respuesta