Durante los procesos de divorcio, algunos padres declaran la guerra a su excónyuge y utilizan inconscientemente a los hijos como un arma arrojadiza. Generalmente, esto empieza antes de la separación con un chantaje referido al hijo. “¡Si me abandonas, no verás más a los niños!”. Obtener la custodia se ha convertido en un tema importante dentro del proceso, y aquel o aquella que se siente traicionado o engañado por su pareja puede intentar recuperar poder denigrando al otro delante de los hijos. Para él o ella es una forma de restaurar un narcisismo que cree haber perdido con la separación.

Es indudable que las críticas al otro progenitor no son exclusivas de los casos de separación.También es normal que cuando hay divorcio el conflicto sea presentado de forma distinta por ambos cónyuges. Cada uno reescribe, de buena fe, su versión de los hechos.

Las madres están preocupadas cuando confían un hijo muy pequeño a un padre que se ha ocupado poco de él, y por su parte los padres dicen a menudo que la madre tiene una relación fusional, angustiada, que no es de fiar. Se subrayan las diferencias educativas: uno consulta a los homeópatas, el otro enseguida pide al pediatra que le recete antibióticos; uno es partidario acérrimo de la alimentación biológica, en cambio el otro lleva a los niños al Mc Donald´s; uno abruma a los hijos con actividades extraescolares, el otro les deja mirar la tele y jugar con los videojuegos. Las divergencias también pueden referirse a la práctica de una religión o a la elección de una escuela.

Llegados a éste punto, si ninguno de los dos progenitores presenta un carácter francamente patológico y si las familias respectivas no se dedican a atizar el conflicto, todo va calmándose poco a poco.

Hay que encontrar simplemente un término medio, por un lado abstenerse de atizar comportamientos excesivamente posesivos y proponer sencillamente un apoyo psicológico, y por otro frenar en seco las conductas descontroladas que puedan perjudicar al menor.

 

P. Casalta Ferrer. Psicólogo clínico. Noviembre 2016.

Deja un comentario

Post Navigation

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies