La Autoaceptación.

Aceptarse a sí mismo y no compararse con los demás es fundamental. Puede que el hecho de que jamás o pocas veces te reconocieran tus méritos y esfuerzos te llevara a no valorarte lo suficiente, a sentir un vacío interior que compensas a veces con tener  y adquirir cosas que tampoco te llenan.
Todo el trabajo psicológico que debes hacer ( aunque es difícil y necesitas un psicólogo) tiene que ver con aprender a valorarte, a sentirte importante, a lograr objetivos que te gratifiquen y a contribuir al bien de los demás, pero dando importancia a tus propios valores internos como persona ( a través de determinados trabajos terapeuticos con la orientación de unporofesional).

En ocasiones asumimos un rol de ayuda, de apoyo, de servicio, de»estar por los demás..», y nos olvidamos de nuestras propias necesidades. Cuando asumimos ese rol de estar por y para los demás, éstos se acostumbran o se han acostumbrado a nosotros, de manera que no sirve de mucho quejarse puesto que ellos dan por hecho que lo que hacemos lo hacemos por que deseamos hacerlo, no saben de nuestra » necesidad», de hacer, tener, etc… de ahí que nos quede un sentimiento de vacío y cierta insatisfacción crónica.

Tener, aparentar, ser más o menos conocido/a y valorado/a tiene una importancia relativa.

Lo fundamental es cómo te sientes/as por dentro. Si nada te satisface, si constantemente te comparas con los demás, saliendo malparado/a, y te afliges y te sientes inferior, nada de cuanto hagas te parecerá suficiente y vivirás en permanente descontento e insatisfacción;  la misma que te lleva a sentirte vacío/a y a comprar de manera compulsiva cosas que no necesitas, o consumir, o gastar , pero que te ayudan a llenar en falso ese vacío.

 

 

P. CasaltaFerrer. Junio 17.