Ingredientes para que la relación de pareja dure.

Los ingredientes de una relación sana podrían ser muchos, los más importantes ( a mi entender) serian:

1.-DISCUTIR.

Discutir es resolver,no imponer criterios y ofender a la pareja. Discutir es necesario, entrar en guerra, no. Por eso, es importante no pretender llevar la razón, sino intentar esclarecer juntos las cosas. Para conseguirlo basta con escuchar.

2.- ABURRIRSE.

La diversión constante llena un vacío que sólo asoma cuando no hay nada que hacer ni que decir.Lo importante es disfrutar del mero hecho de estar juntos, se haga lo que se haga.

3.- MENTIR.

La hipersinceridad suele ser nociva. La verdad se identifica con la confianza, cuando en ocasiones tiene mucho que ver con la falta de delicadeza.

4.- MANTENER LAS DISTANCIAS.

La verdadera unión nace de asumir la propia individualidad y unir las peculiaridades de ambos. Lo contrario es dejar de ser uno mismo para parecerse al otro, renunciar a los propios valores y costumbres.
El resultado es que crea una falsa armonía que acabará haciendo aguas por carecer de base.Antes de comprometerse con alguien es preciso hacerlo con uno mismo.

5.- PERDER LA ESPERANZA.

La gente no cambia, y eso lo saben quienes llevan años viviendo juntos. Un hombre tacaño y mujeriego seguirá así aunque encuentre a la chica de sus sueños. Intentar que el otro deje de hacer algo que le gusta implica sembrar en él el resentimiento. Mantienen el error que el amor conseguirá cambiarlos.

6.- ABSTENERSE DEL SEXO.

Las parejas duraderas no ponen en el sexo la medida de sus sentimientos. El deseo es como una montaña rusa que sube y baja en función de numerosos factores externos al amor. Tal vez por eso ninguno de los dos se fuerza, si no le apetece, a tener relaciones como si fuera una obligación.

7.- OLVIDAR EL ROMANTICISMO.

El romanticismo literario, cinematográfico, llevado a la realidad es una bomba de relojeria. Quien es romántico raras veces es práctico. Y en las relaciones amorosas hay que serlo, porque no basta con el amor. Es preciso la capacidad para aceptar los malos momentos, las decepciones, la fala de tiempo.

8.-DUDAR.

Tal vez se duda, cuando nuestro inconsciente sale a pasear. Cuando a pesar de sentirnos enamorados, nos preguntamos si nos habremos equivocado. Suele ocurrir los días de rutina, en periodos de falta de sintonía, cuando la vida cotidiana se hace aplastante. Forma parte de la naturaleza humana no conformarse con lo que se tiene.

Ah!, y antes de enamorarte… piensa bien de quien te vas a enamorar.

P. Casalta. Junio/15.

Deja una respuesta