Amorofobia: La fobia al amor.

A E. por sus ganas de amar.

 

Hay una frase de Stendhal para mí, bella, realista, impactante, dice así: » El amor es una bellísima flor, pero hay que tener el coraje de ir a buscarla al borde de un precipicio». Interpreto que el amor es para los valientes.Que el amor es para quien lo trabaja.Yo diría que el amor es para compartir no para pedir. Y me explico, apreciado lect@r:

Si eres de esas personas megarománticas, ultrasensibles, tendrás una mínima resistencia a los embates amorosos. Entre sufrir por amor y la ingenuidad de vivir enamorado, está el amor realista. Amor de pico y pala, amor de hoy por tí y mañana por mí, amor de dar y recibir, amor sinónimo de vínculo afectivo intenso, profundo, sano, verdadero, auténtico, crudo… como la vida misma. Exclusivo y excluyente cuando se trata de pareja, cómplice.

Si a los enamorados hay que frenarlos, a los que tienen miedo a amar debido a que  no fueron amados convenientemente en su infancia, (y es por ello que no pueden disfrutar el amor), no pueden -lamentablemente- compartir lo que no tienen, fracasarán en sus intentos que no serán auténticamente amorosos, aunque permanezcan vinculados a su pareja.  

El amor de pareja es de muchos colores, no necesaria y permanentemente de color rosa. Hay de todo y hay que aprender a discutir y resolver.  Si tu pareja tiene comportamientos y actitudes que no respetan lo pactado, habrá que renegociar y consensuar las reglas de la relación. Si no las cumple, no podrás seguir con ella.  Si  se mantiene dentro de unos límites aceptables sobre la base de una relación sana y consensuada, podrás seguir.

Hay personas que se van curtiendo con los envites de la vida, a otras les condiciona una mala experiencia, generan aversión, y se sienten inmovilizados, incapaces de tener relaciones satisfactorias por miedo a sufrir. Piensan: «Si fracasé una vez, volveré a hacerlo», » Ya sufrí demasiadas veces por amor, no quiero saber nada mas». Cansancio, hipersensibilidad, desconfianza…demasiados ingredientes contrarios al amor verdadero.

Si en su infancia no fueron adecuadamentre amados, respetados, valorados por sus padres, ¿ qué pueden encontrar y recibir en nombre del amor?, ¿si tú, (papá/mamá) me quieres y me haces ésto, que puedo esperar de los demás?,¿con qué estrategias desde el respeto, autoestima podré vincularme?…todo será un fraude.

En algunos casos se trata de individuos que asumen una falsa autonomía. Solter@s de hojalata. Acorazados en su soledad protectora, hasta en algunos casos desarrollar Amorofobia. Individuos que se mueren de (las) ganas de amar y ser amados, pero que entran en pánico con la sola idea de volver a relacionarse afectivamente, porque temen equivocarse, o sentirse rechazados, en consecuencia  no se ven aptos para el amor de pareja. Tampoco hay que considerar la soltería como algo malo, erróneo. Los solteros convencidos, se manejan bien en la independencia y también llegado el caso saben disfrutar del amor.

Nada como una buena psicoterapia para aprender a conocerse a uno mismo y gestionar con mayor eficacia la afectividad, madurar las heridas y aprender a amar al prójimo.  

 

P.Casalta. Febrero 2011.