¿Un anciano que ve la vida pasar desde su ventana, se está ajustando saludablemente al envejecimiento, en comparación con otro que está ocupado y comprometido todo el día?. Hay mas de una manera de envejecer satisfactoriamente y los patrones que la gente sigue varían con personalidad individual y con las circunstancias específicas de la vida. En realidad, la forma como las personas se adaptan al envejecimiento depende de su personalidad y de la manera como se han adaptado a diferentes situciones a lo largo de su vida, más que los niveles de ocupación y de actividad.

Existen cuatro clases principales de personalidad: integrada, a la defensiva, pasiva-dependiente, y no integrada. Si correlacionamos estas clases de personalidad con diferentes niveles de actividad en once papeles sociales( padre, cónyuge, abuelo, miembro de algún grupo, trabajador, hogar, ciudadano, amigo, vecino, miembro de un club o asociación y miembro de la Iglesia).

Observamos que el patrón predominante de envejecimiento satisfactorio se caracteriza por un nivel medianamente alto de actividad, aunque no es el único patrón. En general, a medida que las personas envejecen tienden a experimentar una “reducción del espacio de vida social”. Es decir, son menos activos socialmente y desempeñan menos papeles.

Los integrados tenían un buen desempeño y una compleja vida interior, egos competentes, habilidades cognoscitivas intactas y altos niveles de satisfacción personal.

A la defensiva, personas que fueron orientadas en sus logros, se esforzaron y fueron firmemente controladas.

Los pasivo dependientes, se enmarcaban en uno de éstos dos patrones de vida: en búsqueda de socorro e indiferentes.

Los no integrados, mostraron un patrón desorganizado de envejecimiento. Con grandes deficiencias en su funcionamiento psicológico, fallas en el control de sus emociones y deterioro del proceso mental.

Los ancianos como los jóvenes son influidos por factores situacionales , como la salud, los recursos financieros y situación laboral y familiar. Su personalidad determina la forma como reaccionan a estos factores. Ellos escogen el tipo de actividad que los hace sentir bien con ellos mismos, que se corresponden con sus habilidades y valores, y desarrollan diferentes capacidades para hacer frente a las tensiones de la vida.

Las personas mayores tienden a reaccionar ante la vida de la misma forma como lo han hecho a través de los años. Quienes saben enfrentar la juventud, saben también enfrentar la vejez y vicecersa.

P.Casalta. Marzo 2011.

Comments are closed.

Post Navigation