La adolescencia

La adolescencia es la edad sin perfil. La edad de no tener edad. Supone la lucha por hacerse un perfil. Es un descubrirse a sí mismo. El reto es claro, aprender a conocerse y reconocerse en uno mismo.

La enfermedad de la adolescencia tiene cura, tiene solución. La solución pasa por hacerse un perfil, ¡pero claro!,  pudiendo elegir entre tantas opciones (personales, sociales, laborales), el asunto se hace mucho mas difícil.

La sociedad de ahora no está cerrada a tradiciones, sí a modas. la cultura de masas, los medios de comunicación, el poseer, el aparentar, la imagen, el hedonismo, nos llevan a una sociedad abierta a la incorporación de la industria en todo. Fabricando y consumiendo todo repetidamente, compulsivamente, donde  nada perdura, todo cambia,  todo se consume.(¿Podría ser ésta voracidad en conseguir, consumir, la que nos llevara a  consumir personas, y así terminar con nuestra pareja para consumir otra?).

Hasta  la indumentaria indica una manera de ser, todo está etiquetado. Lo que no clasificamos nos molesta. Y claro, como seres sociales que somos, somos relacionales y explicativos. Necesitamos de los demás, y mas en la edad de la adolescencia. Es, en ésta etapa de la vida, donde va a ser el grupo el que conforme mis expectativas, mis criterios, y seguramente mis decisiones, y todo ésto, por la necesidad de pertenencia al grupo.

¿Y ésto por qué?, pues porque el adolescente necesita encontrar fuera de él  la seguridad que todavía no encuentra dentro de él. ( Etimológicamente, adolescente significa «el que adolece de algo»). Y será el grupo (el sumatorio de todos los miembros que lo conforman),  el que interprete su realidad.

P.Casalta Ferrer. Julio/10.